Una de las mayores expresiones de la cosmovisión andina corresponde a la crianza del agua, somos hijos e hijas de la diosa Yakumama (madre Agua). Ella nos cría pero para merecer su crianza nosotros debemos de cuidar el entorno donde viven en armonía con ella, rebelándose ante los cambios que sugiere la transformación no natural de los frutos de la tierra. Su espíritu protector de la naturaleza nos identifica con ella y nos compromete como marca a llevar esta leyenda a acciones concretas que ​beneficien a la tierra, a sus frutos y a quienes las cultivan.

NUESTRO PACTO

Fomentar cultura y agricultura orgánica en nuestros asociados mediante capacitación técnica constante y ejecución de ​proyectos que promuevan el desarrollo sostenible de sus familias y comunidades.

NUESTRA VISIÓN

Consolidarnos como un sello de garantía, asegurando la comercialización de productos 100% orgánicos y de comercio justo.